Platicamos con dos integrante del equipo de Bohemia: Juan Carlos, Director de Tecnología y maestro cervecero y Max Felix responsable de la marca. Decidimos realizar algunas preguntas relacionadas a la visión de Bohemia dentro del mundo cervecero en México y esto fue lo que nos respondieron:

 

 

 

¿Porqué decidieron trabajar dentro del mundo de la cerveza?

 

MF: Desde el punto de vista de Marketing, hay tres razones por las que a mi me gusta la cerveza:

la primera es que la cerveza es un interés que he tenido desde hace muchos años. Yo colecciono cervezas y desde hace algún tiempo la preparo de manera artesanal en mi casa. Me gusta todo lo que tiene que ver con ella. Número dos, la categoría de cervezas en el mundo del marketing es algo bastante interesante. La cerveza tiene muchas formas de conectar emocionalmente con los consumidores y eso es algo muy importante. Y en tercera lugar y no menos importante es Heiniken. Es una de las marcas más progresivas del mundo, independientemente de que sea una cervezas que me gustan y que trabajo en esta empresa, Heineken es una marca que hace un marketing bastante padre.

 

JC: Yo llegué al mundo de las cervezas hace 11 años, después de estudiar un posgrado en el extranjero. Regresé a buscar oportunidades en México para poder regresar y trabajé haciendo investigación científica, incluso con un premio nobel y después me encontré con FEMSA, que me arropó y me ofreció un buen camino de carrera para aprender. Cuando llegué a la empresa, soy honesto, yo sabía como enfriar y destapar cervezas, nada más. Para mi ha sido un descubrimiento y mi pasión es crear innovación, crear soluciones porque el mundo de la cerveza tiene opciones infinitas. Le debo mucho en aprender en cómo crear productos, en cómo la historia se relaciona con la comunidad a través del sabor y los impactos que tiene.

 

 

 

 

¿Nos podrías dar un ejemplo de estos impactos que te llaman la atención?

 

JC: A mi me gusta mucho la cultura de la cerveza como tal. Para mi es una mezcla entre ciencia y arte, en donde convergen científicos como yo con gente innovadora y creativa como la que tenemos aquí en HEINIKEN, que nos ayudan a redescubrir nuevas opciones para la cerveza.

 

La cerveza ha estado con nosotros prácticamente desde inicios de la civilización, llevamos 5mil años haciendo cerveza, y bueno la mezcla y convergencia de ciencia y arte han sido parte de este proceso. Antes no sabíamos cuáles eran los elementos que realmente provocaban esta cosa mágica y seguro tiene que ver además con la tecnificación y estandarización de los procesos. La parte creativa como maestro cervecero está muy arraigada a la tradición de la producción cervecera.

 

 

¿Como podrían simplificar el proceso que lleva la cerveza de la tierra hasta mesa?

 

JC: La producción de cerveza es el uso de materias primas naturales. Si yo lo pongo en un contexto de tiempo, vamos a decir desde que se inicia sembrando de cebada hasta que llega al bar o a tu mesa a consumir, podemos hablar de un par de años hasta un año y medio.

 

MF: Yo lo que agregaría es que desde el punto de vista comercial, por lo general, hay muy poco productos ya en el mundo que no son instantáneos. Yo vengo de trabajar en marcas de galletas y refrescos, y el tiempo de producción es mucho menor. Aquí estás promocionando algo que llega del campo, que tarda mucho en sembrarse, en maltearse, en fermentarse y en llegar al consumidor. Es un elemento de paciencia.

 

 

 

 

En las cervezas de Bohemia, ¿Cuáles son los tipos de cervezas que se distinguen?

 

JC: La propuesta de Bohemia tiene de los estilos de cerveza más representativos a lo largo del mundo. Tenemos un Pilsner en la que destaca el lúpulo, característica o cualidad aromática bastante distinguible. En la Vienna, lo que resalta son las maltas chocolates, tostadas, tendiendo hacia lo cremoso, es más robusta y completa. También tenemos una cerveza muy tradicional de verano en Europa, que es la Bohemia Weizen, una cerveza de trigo con notas cítricas que la hacen muy refrescante al paladar, con cierto dulzor. También tenemos la tradicional navideña estilo Bock que es la Noche Buena, con una mezcla de malas oscuras. Y tenemos ahora una Stout, que la característica principal son las maltas chocolates que usamos en esa cerveza.

 

 

 

 

¿Por qué las cervezas que ofrece Bohemia son diferentes a las que se encuentran en el mercado mexicano y se producen de manera industrial?

 

MF: Lo que yo te diría es que vivimos en un país en el que todavía se habla de cervezas claras y cervezas obscuras, y las cerveza es mucho más que eso. Ese es el punto de vista principal de Bohemia. Complementando lo que dice Juan Carlos, Bohemia maneja estilos de cerveza, y en el mundo de la cerveza, cada estilo te cuenta una historia diferente por los ingredientes que tienen y la denominación de origen de la cerveza. Lo importante en el tema de estilos es que Bohemia no quiere ser una cerveza clara o una obscura, sino que te va a contar un estilo.

 

También es importante comentar qué estilos de cerveza no es igual a la cerveza artesanal. Estos estilos existen desde antes de que la cerveza artesanal y las micro cerveceras existen. Cada cervecera gigante empezó pequeña también en algún momento y si queremos hablar de estilos tenemos que recordar esto.

 

 

¿Ahora que hablas de cervezas artesanales, a ustedes les gusta alguna cerveza artesanal en especifico?

 

JC: A mi gusta probar. Cada vez que experimento con lo que la gente está haciendo en cervezas artesanales y explorando en estilos, me gusta fijarme en los aspectos técnicos de la cerveza que estoy probando: qué tan limpia está en términos de sabor, qué carácter le quieren imprimir, qué cuidados de calidad le están dando. Es más para tener un diagnóstico de qué tanto está evolucionando la cerveza artesanal en los cuidados del proceso. No tengo una marca preferida, pero me gusta andar probando de todo.

 

MF: Yo diría que la cervezas de Baja California tiene propuestas interesantes. Son muchas, pero la diferencia que hay entre las de Baja California versus las que hay en Jalisco, Nuevo León y la Ciudad de México es que tienen una fuerte influencia de Estados Unidos, donde se experimenta mucho y se respetan menos los cánones tradicionales de la cerveza, utilizando mezclas de diferentes ingredientes, pero lo digo poniendo más énfasis en la región que en una marca.

 

 

Hay un nuevo rediseño de Bohemia, ¿Qué nos podrían decir de este cambio?

 

MF: Bohemia es un marca que tiene muchos años, inicio en 1905 como una precisión justo de un maestro cervecero para tener la cerveza de mayor calidad en México, y es algo que creemos y sabemos que sigue vigente. Hay varios elementos distintivos de Bohemia a lo largo de los años, y que los usuarios identifican como la etiqueta ondular. Moctezuma, el caucho de aluminio y la firma del maestro cervecero. Lo que nosotros queremos hacer más que un simple rediseño y cambio de imagen es respetar que Bohemia es una marca que nace premium en México. Queremos rendirle un homenaje a este México contemporáneo y emergente del que todos estamos orgullosos. Hay una movida fuerte de gastronomía, de arte, de cine y de muchas cosas que México está exportando al mundo. Estamos viendo exportaciones de mezcales, textiles, arte y en fin. Y de eso se trata, de festejar este México del cual Bohemia es parte.