1. ¿Cómo inicia la idea de su proyecto? 
Al regresar de un viaje a Europa el cual me abrió la perspectiva sobre la repostería. Ahí fue cuando deseé compartirlo con mis amigos cercanos.
Cuando lo hice por primera vez les gustó tanto que cada vez el público se fue ampliando. Después de estos tres años las recetas han dejado de ser recetas clásicas y se han vuelto combinaciones originales y únicas tanto en su forma de ejecución como en combinaciones de sabor.
 
2. ¿Cuál fue tu primer acercamiento con la comida y porqué te gusta cocinar? 
Yo era una niña que no tenía interés en la comida, para mi su única función era la de alimentarse. Jamás hubiera imaginado profesionalizar algo que empezó como un juego y un placer. Cocinar para mi es una forma de comunicación y una conexión energética que tiene mucho potencial.  
 
3. ¿Porqué vale la pena probar tu comida? 
Pienso que la manera en la que tomamos los postres en Delicias Cervidae se transmite en cada creación, es una experiencia y el  sorprenderse se vuelve algo recurrente, después de todo, ¡los primeros en salir de los contextos establecidos, somos nosotros!
 
4. ¿En qué situaciones disfrutas cocinar? 
Siempre, si se hace bien te desconectas de la realidad, cuando cierras los ojos y pruebas algo que nunca antes habías tenido entre lengua y olfato, ¡oh! allí empieza todo..
 
5. ¿Qué podemos esperar de ustedes en el futuro? 
Extravaganzas y por supuesto un hermoso lugar físico donde deleitarse solo o en compañía.
 
6. ¿Cuál es tu especialidad? 
Cupcakes y pasteles, probablemente, los más arriesgados de la ciudad.
 
7. ¿Cuál es tu ingrediente favorito?
Como la comida tiene una conexión con como nos sentimos, lo que pensamos y vivimos, depende del momento.
Aunque sí, es verdad, utilizamos hierbas y flores en nuestros pasteles, los rumores son ciertos. 
 
8. ¿Qué canción describiría tu comida?
Cheek to cheek – Ella Fitzerald & Louis Amstrong, Young at heart – Frank Sinatra (Aunque de nuevo, dependería del postre y del espacio en el tiempo).