¿Cómo inicia la idea de su proyecto?
Enrique y yo somos gastrónomos, hemos trabajado como cocineros y nos encanta cocinar, pero coincidimos en que la única manera de poder hacer lo que más te guste con completa libertad es dejando de trabajar para alguien más. Así que con pocos recursos, pero muchas ganas de explotarlos al máximo, empezamos a ofrecer servicios de catering.

¿Cuál fue tu primer acercamiento con la comida y porqué te gusta cocinar?
Cuando era niña mis papás nunca lograron que comiera “bien”, pero después descubrí que sólo quería comer lo que me gustaba. Creo que la comida que no se cuida al hacerla sabe mal y entonces sólo te alimenta pero no te gusta. Por eso quise aprender a cocinar, por que además del sazón hay procesos y cuidados necesarios para lograr un buen producto. Me gusta cocinar por que es un proceso que requiere de atención y concentración pero que a la vez te da chance de pensar en otras cosas, de cantar o de platicar con el cocinero de al lado, ya el servicio es otra cosa…

¿Porqué vale la pena probar su comida?
Por que buscamos que la gente encuentre algo más que lo evidente, no sólo satisfacer una necesidad, también brindar una experiencia.

¿En qué situaciones disfrutas cocinar?
Con buena música y buenos amigos, como un día normal en Hacha & Machete

¿Qué podemos esperar de ustedes en el futuro?
Mucho sabor, mucho ritmo y  sorpresas.

¿Cuál es tu especialidad?
La especialidad de Hacha & Machete es no tener una especialidad. Nuestra comida es predominantemente mexicana, pero nuestro valor radica en buscar el menú que se adapte a las características de tu evento.

¿Cuál es tu ingrediente favorito. 
La pimienta.

¿Qué canción describiría tu comida?
Hacha y machete de Héctor Lavoe.