Llegamos a P.F. Chang’s, un lugar que no solemos visitar tan a menudo, porque ya saben que la comodidad es traicionera y a veces no salimos de nuestra zona de confort, pero cuando llegamos supimos que estábamos en el lugar adecuado. Un caballo de terracota blanco y grande te da la bienvenida al lugar. Adentro la luz es tenue y las mesas son el escenario perfecto para el festín que está por comenzar.

Estamos salivando. Últimamente solo queremos comer auténtica comida asiática que pongan a bailar nuestras papilas gustativas. Sabores ácidos, dulces, picantes y salados en un solo plato, es a lo que llamamos explosión de sabor y hay que celebrarlo cada vez que sucede. Incluso deberíamos pedir un deseo cuando nos enfrentamos a este estímulo, porque no pasa normalmente.

Ring of Fire Shrimp: Es una combinación de camarones ligeramente picantes con cebolla, pimientos y chiles de árbol asados. Si te gustan los sabores intensos, te recomendamos probar este.

 

Buddha´s Special: Este bowl es el mejor si no quieres comer carne, es una mezcla de vegetales y tofu al vapor salteados con salsa Thai. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En nuestra búsqueda por encontrar los mejores bowls, llegamos aquí. Un amigo conocedor nos contó que recientemente habían agregado al menú cinco variedades diferentes de bowls y no solo eso ¡También hay Ramen! Así que decidimos aventurarnos e ir a probarlos. Hay que darle oportunidad a todo y más cuando realmente estás en búsqueda de encontrar bowls que cumplan con las tres B, buenos, bonitos y baratos.

Fuimos varios amigos, así que cada uno pidió un bowl diferente y obvio no podíamos dejar de probar el Ramen. Todos y cada uno de los platos que probamos cumplían con lo que estábamos buscando y descubrimos que un bowl es mucho más que lo que habíamos pensado. En primer lugar tiene un factor sorpresa, porque descubres nuevos ingredientes y formas de mezclarlos, y en segundo el formato del platillo es una invitación a jugar. Puedes decidir, quitar, agregar o mezclar los ingredientes como quieras.

Orange Chicken: Una receta proveniente de Sichuan y Hunan, con pollo a la salsa de naranja estilo Philip Chiang.

 

Algo que también disfrutamos de los bowls es que son una opción saludable y cuando buscamos intensidad de sabor, no tenemos que recurrir a la culposa hamburguesa repleta de delicioso tocino y BBQ.

Siempre hemos sentido curiosidad por saber qué hay detrás de los platillos que nos gustan, queremos descubrir el secreto y comprobar con nuestros propios ojos que lo que estamos comiendo no tenga algún truco mágico que quiera engañarnos. Por esta razón entramos a la cocina y ahí conocimos al Gerente Culinario Joaquín Palominos.

Todo se prepara en el momento, los ingredientes son frescos y cuidados.
Pepper Steak: Es un filete de res a la pimienta con cebolla y pimientos. Una combinación sencilla pero con sabores notorios para todos aquellos carnívoros.

Ahí pudimos ver, que efectivamente todos los ingredientes son frescos y que se cocinan al momento. No hay nada preparado previamente, existen procesos de marinado y estandarización que hace que cada platillo esté perfectamente elaborado.

Gerente Culinario Joaquín Palominos cortando el cerdo para el Ramen Estilo P.F. Chang’s.

 

 

Ramen Estilo P.F. Chang’s: Tallarines de huevo, espinaca, germen de soya, medio huevo hervido y cebollines en un caldo de pollo con soya y aceite de chile.

Algo que hay que celebrar es que P.F. Chang’s México es el primer país en el mundo en incluir bowls y ramen al menú. Definitivamente lo recomendamos, cualquier hora del día es buena para comerte uno. Aunque Joaquín recomienda comerlos a la hora de la comida y aunque puedes compartirlos están pensando para una persona. Otra de las grandes ventajas de venir a probarlos es que siempre antes de sacar cualquier platillo al público, se aseguran de dar en el clavo con el paladar de los comensales, así que puedes estar seguro de que te van a gustar. Nosotros te recomendamos probar el Ramen.

 

Si quieres saber qué más puedes probar, visita su sitio web: http://pfchangsmexico.com.mx/