“¿Sabías que todos los cometas  son como  helados?, se componen de polvo espacial mezclado con hielo”.

Helados Cometa es una nueva propuesta de la Chef Julia Ortiz Monasterio que está ubicada en Colima #162 Roma Norte, es un proyecto que inició desde que ella era muy pequeña por su interés en la cocina dulce. Después de estudiar hotelería y repostería Julia conoció personas que la inspiraron para crear este delicioso proyecto.

 

Julia vivió en Nueva York en donde conoció a un heladero que le permitió adentrarse en el mundo de los helados desde un punto de vista técnico. Tiempo después un Chef francés le ofrece un puesto para trabajar en Córcega en una heladería. Ahí trabajó  durante la primavera y el verano, pero al llegar el invierno la heladería tenía que cerrar sus puertas por lo que Julia comienza a buscar un espacio en México.

 

 

En diciembre de 2016 platicando con su familia una vez decidido que la heladería abriría en la CDMX, recordaron que cuando ella era muy pequeña en un viaje al campo estaba por pasar un cometa que no se volvería a ver en cien años y que ella, sus hermanas y amigas tenían que pedirle un deseo al cometa. Una de sus amigas le preguntó  que cuál era el deseo que había pedido, a lo que Julia contestó – ¡un helado!-, ese era el deseo que siempre pedía cuando era niña. Fue entonces que decidieron que debía de llamarse Cometa.


El lugar es simplemente hermoso, estar ahí es como entrar a la heladería con la que soñabas de pequeño.

 

Los sabores que encuentras en Helados Cometa son creados a partir de un principio muy simple, el producto más fresco y delicioso que exista en la temporada y en el mercado es con lo que se realizará cada receta. Julia procura que en su menú exista una variedad en el perfil de los sabores: dulces, cremosos, ácidos, frutales, etc.

Podemos encontrar también helados que se realizan en pequeñas cantidades y en ocasiones especiales, como el de aguacate y el de betabel. Todo es realizado con ingredientes naturales y el menú cambia constantemente.

El barquillo sin duda es uno de los más exquisitos que hemos probado y si no eres tan fan de comer helado en cono, al pedirlo en vaso te regalan una galleta de la suerte gigante con mensajes muy divertidos.

Además de todo Julia realiza pasteles helados que están realmente deliciosos, a diferencia de otros estos duran mucho tiempo sin derretirse. Así que son perfectos para llevarlos a la mesa al momento del postre o como el mejor pastel de cumpleaños que le puedes dar a alguien.

 

 

Actualmente Julia está trabajando con diferentes restaurantes para crear colaboraciones que expandan la gama de perfiles de sabor a la que estamos acostumbrados. Así que si se les ocurre alguna idea de sabor para algún proyecto que traigan entre manos, no duden en consultar a Julia. Trabajar con ella ha de ser sin duda algo increíble.

 

No pueden dejar de probar esta nueva propuesta de heladería que sin duda será uno de los referentes gastronómicos de nuestra ciudad.